Su terreno ¿es propicio a la construcción de una piscina? Para contestar a esta importante pregunta, Hayward le propone algunas pistas a explorar.

Photo9

Empiece por estudiar la composición de su terreno: arcilloso, granítico, esquistoso… Esta composición determinará la complejidad de los trabajos de explanación. Sin embargo, cualquiera que sea la naturaleza del suelo, el terreno debe estar estabilizado obligatoriamente, para evitar la aparición de fisuras en la piscina o en su terraza. En el caso de una tierra de relleno, le recomendamos como mínimo diez meses para garantizar la estabilización de su terreno y, por lo tanto, la perennidad de la obra. También debe usted tener en cuenta los eventuales remontes de agua, que podrían levantar la piscina y deteriorarla gravemente. Finalmente, con un suelo húmedo, prevea un pozo de drenaje o una válvula hidrostática en el fondo de la piscina, para eliminar este riesgo.

Entre las diferentes etapas de su proyecto de piscina, la elección del emplazamiento merece la atención máxima, ya que condiciona en gran medida el logro a largo plazo. Piense en el aspecto agradable, práctico, así como la proximidad y la seguridad, la orientación y el mantenimiento.

El acceso a su piscina desde su casa debe ser fácil. Ha de saber que cuanto más alejada esté la piscina de la casa, más difícil y más caro será llevar el agua y la electricidad, especialmente debido a la longitud de tuberías, cables y zanjas.

Observe detenidamente la insolación de su terreno. Efectivamente, cada minuto de insolación ganado dará más calor al agua de la piscina, más confort y más tiempo adicional para el bronceado.

Otro punto que ha de cuidarse: la proximidad de determinados vegetales. Las hojas serán pronto sus enemigas, así como el polen, que tapona los filtros, o las agujas de pino, que pasan al través para terminar en la turbina de la bomba. Para protegerse del viento y crear zonas con sombra, reduciendo al mínimo el mantenimiento, prefiera determinadas especies, como tuyas, setos de follaje persistente, hiedra o laureles rosas.

Salvo los que tienen mucha suerte y tienen un jardín totalmente protegido del viento, procure que los skimmers, -literalmente, desnatadoras- (válvulas de recuperación de agua), estén orientados siempre frente al viento dominante. Esta posición facilita la evacuación de los residuos que flotan en la superficie.

Compruebe que su piscina puede verse desde su vivienda. Esto le permite vigilarla y prevenir cualquier utilización anormal.

Último consejo: elija un lugar protegido de las miradas exteriores, para proteger su vida privada y su intimidad.

Y para los que desean aprovechar de la piscina todos los días del año, sin preocuparse por las condiciones meteorológicas, por supuesto, es posible instalarla dentro de la vivienda. Sepa, sin embargo, que las exigencias técnicas relativas a una piscina interior son muy altas. Prevea especialmente una ventilación permanente, así como un aislamiento especial, para evitar las infiltraciones de humedad en el resto de su casa.

Más sencillamente, piense en las bombas de calor que le permitirán ganar varios meses de bañada entre la primavera y el otoño. Hayward le propone una gama completa con sus modelos Sumheat (silenciosa y fiable), EnergyLine Pro (eficiente y asequible) o bien EasyTemp (ideal para las piscinas pequeñas y medianas).

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer