Reglamentación, fiscalidad y seguridad… la construcción de una piscina implica una serie de trámites a efectuar. Con este artículo, Hayward le indica el procedimiento a seguir.

Sans titre-3

La construcción de una piscina es un acto regulado. Empiece informándose ante su ayuntamiento, para saber si existen condiciones particulares que se aplican a su municipio. Generalmente basta realizar una declaración de obras, sin embargo, se le pedirá un permiso de construcción si la piscina tiene más de 100 m², si la cubierta de piscina es superior a 1,80 m de alto o si el local técnico tiene más de 20 m² (lo mismo se aplica a la pool house). Compruebe también que la distancia entre su piscina y la propiedad de su vecino es la distancia reglamentaria.

Las piscinas enterradas, al ser consideradas como anexos de la casa, tienen una incidencia en el impuesto de vivienda y sobre la propiedad ya que se considera que constituyen una mejora de la construcción y, por lo tanto, del valor patrimonial. Sepa que, en Francia, puede aplicarse una exoneración del impuesto sobre la propiedad durante dos años si presenta una solicitud en los 90 días siguientes al final de las obras. Consulte con su centro de impuestos para tener más informaciones al respecto. También se aplica el impuesto de acondicionamiento. Ha de pagarse una sola vez, al construir la piscina. El tipo mediano de este impuesto representa 8,5 € / m². En este caso también, consulte con su centro de impuestos para obtener todas las precisiones útiles en relación con su situación personal.

Desde el uno de enero de 2004, la ley obliga a todos los propietarios de piscinas enterradas a equipar su piscina como mínimo con uno de los cuatro equipamientos de seguridad siguientes:

  • Una barrera o vallado de piscina (conforme con la norma NF P90-306).
  • Una alarma (conforme con las normas NF P90-307-1 y NF P90-307-2).
  • Una manta de seguridad (conforme con la norma NF P90-308).
  • Una cubierta de seguridad (conforme con la norma NF P90-309).

Todos estos equipamientos tienen un coste que ha de tener en cuenta en su presupuesto (consulte nuestro artículo sobre el presupuesto de una piscina aquí).

 

Para terminar, recuerde que ningún sistema de seguridad, ni manta de seguridad, cubierta o alarma puede reemplazar la vigilancia de su piscina por parte de una persona responsable. No deje nunca a los niños jugar en su piscina sin la vigilancia de un adulto.

 

 

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer