¡Ha llegado el verano!

La temporada de la baño ya ha llegado finalmente y para disfrutar plenamente de su piscina, compruebe que la ha limpiado bien y que ha tratado su agua.

swimming-pool-1350365_960_720

La limpieza:

En verano, la limpieza de su piscina es primordial si desea bañarse en una piscina sin hojas muertas o residuos.

Esta limpieza puede ser realizada a mano, utilizando un recogehojas o bien gracias a limpiafondos automáticos, que hacen menos molesta la tarea.

Hay varias tecnologías de limpiafondos y Hayward le propone una gama completa. Sencillos y robustos, llevan dos motores eléctricos, uno que acciona las orugas para que el aparato avance y otro que aspira el agua a través de los paneles filtrantes. Estos últimos son comunes a todos los limpiafondos y son intercambiables de un modelo a otro. ¿Por qué hacerlo difícil? (Descubra nuestra gama completa aquí).

Procure adquirir el limpiafondos más adaptado a la tipología de su piscina y a su presupuesto. No dude en consultar con un profesional, que podrá ayudarle en este tema.

Pequeños consejos prácticos:

  • Evite bañarse cuando el limpiafondos está funcionando en la piscina.
  • Realice más bien la limpieza por la mañana, para poder disfrutar de su piscina durante el resto de la jornada.
  • Piense también en lavar su filtro antes y después de la limpieza, cuando utiliza un limpiafondos de aspiración.

 

El tratamiento del agua:

Antes de bañarse, compruebe que el agua está bien desinfectada y que sea desinfectante. Por lo tanto, compruebe con periodicidad el nivel del producto de tratamiento.

Hay varios productos de tratamiento, pero el cloro es el más utilizado. Está disponible bien sea bajo forma líquida, sólida (pastillas) o es generado por un electrolizador (con sal). Hayward le propone su sistema completo de electrolisis AquaRite Pro y su módulo Sense & Dispense, que se hace cargo íntegramente del tratamiento de la piscina, para tener un agua perfecta en todas las circunstancias.

Piense también en equilibrar bien el pH. Efectivamente, un pH demasiado alto (básico) favorece la aparición de algas, y lo contrario, un pH demasiado bajo (ácido) puede deteriorar los elementos de la piscina.

Los tratamientos automáticos permiten difundir los productos en continuo, incluso analizar el agua y tratarla sólo cuando es necesario hacerlo. Clorador o bromador, los distribuidores de productos químicos Hayward aseguran su difusión en continuo en el agua de la piscina, para tratarla (Descubra nuestra gama aquí).

 

 

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer