¡Ya está llegando la primavera!
¿Están llegando los días soleados y se encuentra un poco perdido con el mantenimiento de su piscina? Hayward le da aquí algunos consejos para que pueda ocuparse de ella con tranquilidad.

Photo5

¿Qué es el desinvernaje?
Esta práctica consiste en poner su piscina en las condiciones óptimas después del invernaje durante el invierno. En un primer tiempo, limpie su piscina manualmente, para retirar la mayoría de la suciedad. Luego, puede completar el nivel de agua (2/3 del skimmer). Antes de poner en marcha su electrolizador o cualquier otro aparato de tratamiento, piense en reequilibrar su agua manualmente (TAC, pH, cloro, sal). Las heladas pueden causar algunos daños y le aconsejamos que inspeccione bien su material antes de la puesta en marcha (filtro, medio filtrante, juntas…).
Le aconsejamos que no utilice directamente el limpiafondos para limpiar su piscina ya que podría deteriorarse. Efectúe primero una limpieza manual para retirar al máximo la suciedad. Los limpiafondos están estudiados para el mantenimiento de su piscina y no para el desinvernaje (descubra nuestra gama de limpiafondos aquí).
Finalmente, compruebe que sus equipamientos están bien ajustados, de este modo podrá limitar el consumo de electricidad. Lo mismo ocurre con todos los aparatos de tratamiento, que le permitirán reducir el uso y el desperdicio de productos químicos.

¡Suba la temperatura!
Para aprovechar un poco por adelantado de su piscina, tiene usted la posibilidad de calentarla utilizando una bomba de calor. Cuando está en marcha, la temperatura del agua aumenta en +2°C por día, en función de las condiciones climatológicas. Si no utiliza su piscina, piense en cubrirla durante la noche, para mantenerla a la buena temperatura. Hayward le propone varias bombas de calor, como el modelo SumHeat, dotado de un control electrónico de temperatura, EnergyLine Pro que le permitirá realizar ahorros de energía o también el modelo EasyTemp, con una relación calidad-precio sin igual.

La seguridad (¡ahora y siempre!)
La ley francesa impone un dispositivo de seguridad normalizado y debe usted comprobar imperativamente que este dispositivo es fiable y que está operacional antes de bañarse en su piscina. Hay varios tipos de protección como las barreras o las alarmas perimétricas o de inmersión (más estéticas), las protecciones de piscina o las cubiertas (cubiertas enrollables, cubiertas de barras, mantas de seguridad, fondo móvil…) que, como evocado arriba, permiten conservar el calor de su piscina y prevenir cualquier accidente. Las normas pueden evolucionar en el transcurso del año ¡infórmese antes de invertir!

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer