Para que el agua esté permanentemente limpia y sana, no es suficiente con filtrarla, también hay que tratarla para eliminar virus y bacterias. Un agua de calidad debe ser desinfectada, y también ser desinfectante. Varios productos permiten tratar el agua de manera eficaz.

Aunque el recurso a las pastillas de cloro es la solución más simple y más corriente, no es la más económica en tiempo. Totalmente manual, precisa una vigilancia constante, para prevenir las variaciones de pH y de cloro.

Al menor olvido puede hacer que el agua de su piscina se estropee y exigirá paciencia y productos químicos para tener de nuevo un agua limpia.

Primer paso hacia la automatización y por un precio razonable, el clorador permite una difusión constante del cloro en la piscina y una relativa serenidad, mediante un control regular del pH. Sin embargo, no soluciona el problema de las cloraminas, que provocan el picor en los ojos y algunas alergias.

Para tener un agua perfectamente suave, equilibrada y una libertad total de espíritu, el tratamiento automático por electrolisis salina, con control permanente del pH y del desinfectante es, sin lugar a dudas, la solución ideal. Esta solución supone una inversión al principio, pero esta inversión quedará rápidamente amortizada en comparación con las pastillas de cloro y la sobredosis de productos químicos.

giardino con piscina

Para más detalles, consulte nuestro artículo sobre los sistemas de electrolizadores (aquí). Sin embargo, puede Usted optar por un electrolizador más sencillo, que sea compatible con los presupuestos más reducidos. El control del pH no está incluido, pero podrá Usted instalar sin dificultad un regulador, como el modelo EZ-Chem de Hayward, lo que seguirá siendo menos caro.

Recuerde que la solución de la electrolisis ofrece la garantía de un agua de calidad y sin cloraminas. ¿El placer máximo para todos? ¡Decimos Sí!

Enregistrer

Enregistrer