Los cobertores y las cubiertas de piscina seducen cada vez a más personas, que desean disfrutar de su piscina el mayor tiempo posible, y también por razones de seguridad. Del cobertor más sencillo a la cubierta más sofisticada ¿qué modelo elegir?

Es importante que la piscina esté segura y poder prevenir lo mejor posible los riesgos de ahogamiento, especialmente de los niños. Para ello, puede instalar varios sistemas de seguridad: alarma, barrera, cobertor o cubierta de piscina.

Entre estas soluciones, el cobertor (manta flexible o rígida, cubierta enrollable) tiene numerosas ventajas. Efectivamente, da seguridad a la piscina, evita las impurezas y permite conservar el agua de la piscina a una temperatura alta. Gracias al cobertor, Usted podrá utilizar su piscina durante un período más largo, desde los primeros días de calor hasta los últimos momentos del verano. Combinado con una calefacción, el cobertor permite también hacer ahorros ya que consumirá Usted menos para calentar su piscina y utilizará menos pastillas de cloro para tratarla. Efectivamente, al cerrar su piscina, bloquea Usted los rayos UV. Finalmente, el cobertor le garantiza una piscina más limpia, ya que está menos expuesta a las hojas y suciedad que pueda caer al agua.

Para elegir bien su modelo de cobertor o de cubierta, empiece por hacerse algunas preguntas sobre lo que desea. La cubierta ¿deberá ser discreta? ¿Busca Usted sobre todo seguridad, la estética o el confort?

Solución muy extendida, la manta de burbujas se coloca en la superficie de la piscina y permite conservar el calor del agua. Cuidado sin embargo, ya que no está homologada por la ley como medio de seguridad. En invierno, opte por un cobertor de invernaje que será diferente de la manta de verano.

Resistentes y prácticas, las cubiertas enrollables pueden estar sobre el suelo (mecanismo aparente) o sumergidas (las láminas se despliegan debajo de la superficie del agua). Las cubiertas sumergidas son más estéticas, ya que son más discretas, y protegen muy bien la piscina. Los niños pueden andar sobre ellas sin pasar nunca al través.

couverture-piscine-coverseal-conseils-hayward

Fuente Coverseal

Elegir bien su cubierta de piscina no es evidente. Esta última supone una compra importante y su precio de adquisición puede alcanzar casi el precio de la piscina. Por lo tanto, se trata de una verdadera inversión, pero tiene numerosas ventajas. Hay varios tipos de cubiertas: altas, semialtas y bajas. Las cubiertas altas permiten crear un espacio suplementario de vida y las cubiertas bajas permiten ganar varios grados de temperatura.

Hay que saber que cuanto más alta sea la cubierta, menos climatizada estará la piscina. En lo referente al aislamiento térmico, cuanto más grande sea la proporción de “vidrio simple” menos grados ganará la piscina. Dé preferencia más bien al policarbonato alveolar espeso. En resumen, una cubierta baja recubierta al 100% por policarbonato alveolar calentará el agua de su piscina hasta 10° más, mientras que una cubierta alta con vidrio simple exigirá más energía para calentar el agua.

Tome tiempo para informarse sobre la calidad y la procedencia de la cubierta y desconfíe de los precios demasiado bajos, y de los precios demasiado altos. No dude en solicitar explicaciones claras sobre el funcionamiento y consejos ante los vendedores de la marca elegida. Estos últimos podrán analizar sus necesidades, sus expectativas y tener en cuenta su situación específica.

abri-piscine-bas-sesame-cover-conseils-hayward-2

Fuente fotografía Sesame

¡Con todos estos consejos, Usted podrá disfrutar de su piscina el mayor tiempo posible y con total tranquilidad !