La primavera está anunciándose y empieza usted a pensar en las horas de baño y de descanso al borde del agua… Antes de poder deleitarse tranquilamente al sol, debe tener en cuenta una etapa importante: la puesta en marcha de su piscina.

La primavera es la temporada propicia a la apertura de su piscina ya que salimos del invierno, del frío y el clima está calentándose poco a poco.

Sepa que si su invernaje ha estado bien realizado, la puesta en marcha no le será difícil.

Para empezar, haga la puesta en servicio lo antes posible, en cuanto la temperatura del agua alcanza 12° y hasta 15° pero no más allá. Por lo tanto, los meses de marzo y abril son los más favorables.

Si ha realizado un invernaje activo, quiere decir que ha conservado un agua de calidad. Le basta, antes de ajustar la duración de la filtración diaria en función de la temperatura del agua, limpiar las paredes de la piscina (línea de agua y fondo), colocar todos los accesorios, comprobar el pH y ajustarlo en caso necesario. Sepa que el pH es determinante para la calidad del agua de su piscina y, por lo tanto, debe ser neutro o ligeramente básico y debe situarse idealmente en 7,4.

También es interesante limpiar el filtro (contralavado) antes de bajar el volumen de agua que seguramente ha aumentado durante el invierno, debido a las aguas de lluvia. Esto le permitirá ahorrar el agua de la red.

remise en route piscine

En el caso de un invernaje pasivo, la puesta en marcha de la piscina requerirá más trabajo, pero ¡no se preocupe! Empiece retirando los equipos que han sido utilizados para el invernaje (cobertor, flotadores, tapones…). Limpie los bordes de la piscina pasando la escoba: cuanto más limpios estén, menos suciedad habrá en la piscina. Retire el musgo y, en caso necesario, friegue las juntas. También puede aprovechar para retirar la suciedad que haya en el fondo de la piscina con un salabre de fondo o de superficie. Luego, coloque las cestas de skimmers. Como había bajado usted el nivel de agua por debajo de las boquillas de impulsión, es preciso ahora llenar la piscina con agua nueva, al nivel ¾ de los skimmers. Aunque no hubiera bajado el nivel de agua, le aconsejamos aun así añadir agua nueva (1/3 parte del volumen total).

Piense también en limpiar el filtro con un producto específico especial.

Luego, debe ocuparse del local técnico y de todos sus equipos, y después debe poner en tensión el armario eléctrico y lanzar el sistema de filtración.

En lo referente a la limpieza de la piscina, sepa que su limpia fondos no podrá desdichadamente hacer todo el trabajo. Retire bien todas las suciedades alrededor de la piscina y dentro de ella, cepille las paredes, la línea de agua y el fondo. Luego podrá poner en funcionamiento su limpiafondos.

Finalmente, cuando su piscina esté limpia, podrá volver a instalar sus equipos, como la escalera o el trampolín, tras haber comprobado antes su estado.

Analice la calidad del agua y especialmente el pH, que debe estar entre 7,2 y 7,4, el  TH (dureza del agua), que no debe estar a más de 22°f, y el TAC (alcalinidad) entre 12 y 15°f.

Para terminar, deje la filtración en continuo durante 24 a 48 horas para sanear el agua, hasta que esté cristalina.

 

Su piscina ya está lista ¡sólo le queda esperar a que llegue el verano!