La seguridad de su piscina es esencial: proteger a los niños de una caída al agua, evitar las intrusiones, y también asegurarse de que su piscina no se verá afectada por condiciones meteorológicas adversas. Existen muchas maneras de proteger su piscina: barreras, cubiertas, alarmas o cobertores, y cada solución tiene sus ventajas.

Hayward le presenta las diversas opciones disponibles.

Las barreras de protección:

Existen diferentes modelos de barreras: ya sean fijos, móviles, rígidos o flexibles, impiden el acceso al agua, limitando así el riesgo de ahogamiento de niños un poco demasiado aventureros que podrían acercarse al agua sin vigilancia. A una altura de 1m10 del suelo y equipada con un sistema de bloqueo, el niño no podrá ni entrar pasando por encima de la barrera, ni abrirla, definiendo así un perímetro no accesible. No obstante, una banqueta o un descuido pueden permitirle acceder al agua: ¡no dejen de vigilar!

La alarma de detección de caída:

Hay dos tipos de alarmas que pueden responder a sus necesidades:

  • La detección periférica: 4 bornes rodean la piscina y activan un sonido fuerte cuando se traspasa ese perímetro.
  • La detección sonar: un sensor, sumergido en la piscina, detecta cualquier inmersión gracias a la onda acústica provocada por la caída de un cuerpo extraño en el agua. La alarma detectora de inmersiones puede dotarse asimismo de un tubo sumergido en la piscina.

Además, existen brazaletes infantiles que una vez sumergidos en el agua activan una señal sonora.

Este tipo de alarma tiene la ventaja de crear un perímetro de seguridad y permite una reacción rápida una vez que se activa la sirena, muy ruidosa a veces.

Los cobertores y las cubiertas enrollables para piscina:

El cobertor de piscina presenta la gran ventaja de poder soportar el peso de un centenar de kilos, permitiendo así, cuando está colocado, proteger a sus seres queridos de una caída al agua. Además, el cobertor también permite proteger la piscina de las inclemencias meteorológicas y suciedades que se podrían depositar con la llegada del otoño.

La cubierta enrollable, a diferencia del cobertor, se puede automatizar y fabricarse en PVC o en madera, para un aspecto más estético.

La cubierta de piscina:

Al crear un espacio cerrado alrededor de su piscina, protege el agua y permite disfrutar de la piscina por más tiempo, además de evitar la intrusión gracias a su sistema de bloqueo. Existen diferentes modelos homologados: cubierta corredera, motorizada, en alto, de madera… Algunas cubiertas de piscina se parecen a verdaderas verandas, crean un espacio de vida propiamente dicho.

Para más información sobre estas 2 últimas soluciones, descubra de nuevo nuestro artículo “¿Cómo elegir un cobertor o una cubierta de piscina?”

Hayward le invita a disfrutar de su piscina de forma totalmente segura, con sus seres queridos, ¡aunque sin olvidarse de estar atentos!