¿Tiene pensado construir una piscina y le surgen muchas preguntas? Está de suerte: hemos entrevistado a Dimitri, un joven de Lyon que encargó recientemente la construcción de una piscina en su casa y gestionó él mismo la negociación con los contratistas. ¡Descubra su experiencia y todos sus consejos!

¿Cuándo comenzó su proyecto?

En nuestras cabezas, el proyecto comenzó hace varios años. Tomó forma oficialmente cuando compramos nuestra casa en noviembre de 2017 y luego a finales de abril de 2018 cuando comenzaron las obras.

Decidimos dividir la construcción lote por lote (albañilería, electricidad, fontanería…) gestionamos nosotros mismos la dirección de la obra. La ventaja de gestionar el proyecto nosotros mismos de la A a la Z y hacer el seguimiento de la planificación de todos los contratistas es sobre todo económica.

El inconveniente de esta elección es que te lleva mucho más tiempo. Digamos que en lugar de ser una obra de 2 a 3 semanas permanentemente gestionada por un experto en piscinas, la nuestra duró 3 meses, en particular debido a las condiciones meteorológicas. También es importante saber que es mucho más estresante tener que gestionar la planificación de todas las empresas y supervisar cómo avanza el proyecto.

En resumen, esto requiere elegir entre una inversión monetaria encargando el seguimiento de la obra a una empresa o una inversión de tiempo por nuestra parte, dedicando mucho más tiempo a gestionarlo todo.

¿Qué le hizo tomar la decisión de construir?

¡Tener por fin el terreno adecuado y los medios financieros!

Compramos una casa en noviembre de 2017 con el proyecto ya en mente de construir una piscina: este fue un criterio muy importante a la hora de elegir nuestra casa. Terreno orientado totalmente al sur, con posibilidad de construir una piscina –habíamos contactado previamente con el ayuntamiento para saber si era posible– así como una zona de descanso a su alrededor.

 

¿Qué tipo de piscina construyeron?

 Optamos por una piscina de hormigón de 8×4. El fondo es plano en la primera mitad y la otra mitad tiene una pequeña pendiente, la profundidad va de 1,20 m a 1.60 m.

Podíamos elegir entre dos tipos principales de construcción: de albañilería/hormigón o de poliéster. Elegimos el hormigón por su vida útil –el doble de larga que la de poliéster si el terreno no se mueve–, y además la diferencia de coste entre ambas alternativas no es realmente significativa.

Mi pareja y yo habíamos imaginado un plano preciso para nuestra piscina que incluía una escalera de diseño, algo que habría sido imposible con una piscina de poliéster ya que esta no deja espacio para la personalización.

 

¿Qué equipamientos han elegido para el mantenimiento de su piscina?

 Como trabajo en Hayward, conozco bien el mercado actual y quería equiparme con lo mejor que hay en el mercado en este momento. Por lo tanto, hemos optado por un equipamiento autónomo, para que el uso de la piscina sea lo más fácil y práctico posible. Por último, hemos preferido invertir en tiempo y gestionar la obra para poder permitirnos invertir en equipos de calidad y así tener una piscina de la que apenas tengamos que ocuparnos.

Hemos optado por una bomba de velocidad variable para no tener que hacer el invernaje. ¿La razón? ¡La pereza (risas)! Con la bomba de velocidad variable, no hay necesidad de bajar el nivel del agua, no hay congelación en invierno; es sobre todo una comodidad y una tranquilidad.

La piscina está equipada con el AquaRite +: queríamos un tratamiento con sal para evitar la manipulación del cloro y para no tener que corregir regularmente el equilibrio químico. Se puede gestionar todo desde el móvil, es como un juego de niños. También es mucho más agradable para el baño, ¡se acabaron los ojos! Irritados Instalamos un filtro de cartuchos SwimClear™ y proyectores led por razones estéticas y por añadir un pequeño toque decorativo al jardín cuando es de noche.

Por último, el limpiafondos es un Tiger Shark Quick Clean (QC) y pronto también instalaremos una bomba de calor. Es cierto que no hemos instalado una cubierta de piscina porque es poco estética, pero gracias a la bomba de calor podremos seguir disfrutando de la piscina durante más tiempo. Por último, actualmente estamos utilizando una alarma para garantizar la seguridad de la piscina, pero cuando la terraza esté terminada, colocaremos una cubierta rígida para la piscina y conservar el calor.

 

¿Cómo seleccionó a los contratistas?

 Como les dije antes, decidimos dividir en lotes la construcción para negociar directamente con los contratistas.

Nuestros criterios fueron:

  • La impresión que nos causó la empresa durante las conversaciones y su conocimiento de las piscinas
  • Los precios
  • Los plazos

No dudamos en hablar largo y tendido con ellos para identificar el conocimiento que tienen del mundo de la piscina, comparamos la información disponible en Internet y en los foros de construcción.

¿Qué consejos puede dar a quienes están pensando en encargarse ellos mismos de gestionar la construcción de su piscina, sin la intervención de un especialista en piscinas?

1 : Maduren el proyecto con suficiente antelación.

Cuando se construye una piscina, es para que dure varias décadas. Es importante dedicar entre 6 meses y 1 año antes de comenzar la obra para buscar en Internet y hacerse una idea muy precisa de lo que se quiere. Una vez que todo cuadre y su proyecto esté en línea con el presupuesto, ¡a por ella!

2 : Elijan bien a los contratistas.

Una vez que estén seguros de cuál es su presupuesto, es esencial que se tomen el tiempo necesario para hablar con los contratistas, solicitar varios presupuestos e informarse en Internet.

3 : Estén presentes en la obra.

Al menos en los días clave, para asegurarse de que los contratistas han comprendido lo que se les pide, comprobar la calidad del trabajo realizado y evitar grandes problemas irreversibles.

4 : ¡Aprovéchenla al máximo!

Después de unos meses lidiando con problemas, discutiendo presupuestos y estando a menudo preocupado, ¡por fin ha llegado el momento de disfrutar!

 

¡Muchas gracias a Dimitri por aceptar responder a nuestras preguntas sin tabúes!